Revisiones pediátricas

A partir de los 2 años

Es muy importante realizar a los niños revisiones ya desde una edad temprana. A partir de los 2 años -a no ser que haya una patología previa- se debería realizar el primer chequeo oftalmológico completo. A esa edad ya podemos empezar a detectar posibles problemas motores (estrabismos, ampliopías…) o de refracción (miopía, hipermetropía…), que pueden provocar un retraso en el aprendizaje natural de los niños.

‍En nuestro centro disponemos de diferentes aparatos y métodos de diagnóstico adaptados a los más pequeños de la casa.

Contacta con nosotros