Segunda opinión

Asegura tu diagnóstico

En toda decisión importante, y más en asuntos de salud, existe la incertidumbre a la hora de aceptar una patología o un tratamiento concreto. Nos asaltan las dudas y sentimos reticencias o miedos. Es normal, sobre todo en temas que afectan a sistemas tan importantes como es el de la vista. Posiblemente todas estas sensaciones se desvanecerían pidiendo una segunda opinión.

Contacta con nosotros