Miodesopsias: Conociendo las «moscas volantes» y cómo tratarlas

Las miodesopsias, comúnmente conocidas como «moscas volantes», son pequeñas manchas o sombras que parecen moverse en nuestro campo de visión. Aunque pueden ser molestas, generalmente no representan un peligro para la salud ocular. En este artículo, exploraremos qué son las miodesopsias, por qué se generan, los problemas que pueden ocasionar, y cómo tratarlas.

¿Qué son las miodesopsias?

Las miodesopsias son pequeñas partículas flotantes en el humor vítreo, el gel transparente que llena el espacio entre el cristalino y la retina en el interior del ojo. Estas partículas pueden ser de diversas formas y tamaños, y a menudo se describen como puntos, hilos o telarañas. Cuando la luz entra en el ojo, las partículas proyectan sombras en la retina, lo que resulta en la percepción de «moscas volantes”.

A medida que envejecemos, el humor vítreo se va encogiendo y perdiendo su consistencia gelatinosa, lo que puede provocar la formación de estas partículas flotantes. Además, el colágeno y otras proteínas presentes en el humor vítreo pueden agruparse hasta formar un cúmulo denso, que también contribuirá a la aparición de miodesopsias. Estas partículas pueden ser más notorias cuando se observa un fondo claro o uniforme, como el cielo despejado o una pared en blanco.‍

Causas de las miodesopsias

  • Desprendimiento del vítreo posterior: Con la edad, el humor vítreo puede encogerse y separarse de la retina. Este proceso, llamado desprendimiento del vítreo posterior, puede causar la formación de miodesopsias. A medida que el vítreo se aleja de la retina, puede arrastrar consigo pequeños restos celulares y fibras de colágeno, que aparecen como «moscas volantes”.
  • Degeneración vítreo-retiniana: La degeneración del humor vítreo o de la retina también puede contribuir a la aparición de miodesopsias. Por ejemplo, la degeneración miópica del vítreo puede causar la formación de bolsas de líquido dentro del vítreo, lo que a su vez puede resultar en la aparición de «moscas volantes”.
  • Hemorragia vítrea: La presencia de sangre en el vítreo, conocida como hemorragia vítrea, también puede causar miodesopsias. La sangre en el vítreo puede ser el resultado de lesiones oculares, enfermedades vasculares de la retina o complicaciones de la diabetes.
  • Inflamación ocular: La inflamación en el interior del ojo, como la uveítis, también puede provocar la formación de miodesopsias. La inflamación puede causar la liberación de células inflamatorias y proteínas en el vítreo, que pueden aparecer como «moscas volantes”.

Problemas asociados a las miodesopsias

 En la mayoría de los casos, las miodesopsias son una molestia menor y no representan un riesgo significativo para la salud ocular. Sin embargo, en algunos casos, pueden se run síntoma de un problema más grave, como un desgarro o un desprendimiento de retina. Si experimenta un aumento repentino en la cantidad de «moscas volantes», flashes de luz o una disminución en su campo de visión, debe consultar a un oftalmólogo de inmediato, ya que estos pueden ser signos de un problema más serio que requiere atención médica urgente. En Clínica Castanera contamos con los oftalmólogos – retinólogos más prestigiosos para recibir el diagnóstico más certero, tanto de esta como de cualquier otra afección relacionada con el segmento posterior del ojo.‍

Tratamiento de las miodesopsias

En general, no se requiere tratamiento para las miodesopsias, ya que la mayoría de las personas se acostumbran a ellas con el tiempo. El cerebro puede aprender a ignorar las miodesopsias, lo que resulta en una disminución de la percepción de estas partículas flotantes. Con el tiempo, las miodesopsias pueden volverse menos notorias o incluso desaparecer por completo, lo cual permite a las personas continuar con sus actividades cotidianas sin molestias significativas.

Sin embargo, en algunos casos, las miodesopsias pueden ser particularmente molestas o afectar gravemente la calidad de vida de una persona. En estos casos, es importante buscar la opinión de un especialista en oftalmología para determinar la mejor estrategia de tratamiento.

En el caso en que las miodesopsias resulten insoportables, podemos optar por un tratamiento quirúrgico que las elimina por completo: la vitrectomía. Se trata de un procedimiento quirúrgico en el cual se extrae el humor vítreo y se reemplaza con una solución salina. La vitrectomía es una opción efectiva para aquellos pacientes que experimentan síntomas severos y persistentes.

La técnica quirúrgica de la vitrectomía implica la realización de pequeñas incisiones en la esclerótica del ojo, a través de las cuales se introduce un instrumento especializado llamado vitreótomo. Este instrumento corta y aspira el humor vítreo, permitiendo su extracción del ojo. Al mismo tiempo que se aspira el humor vítreo, se inyecta una solución salina en el espacio vacío para mantener la forma y la presión adecuadas del ojo. La solución salina se mezcla gradualmente con el humor vítreo residual, proporcionando un ambiente similar al que existía antes de la cirugía.

Después de la vitrectomía, la recuperación suele ser rápida, y la mayoría de los pacientes pueden retomar sus actividades diarias en un corto período de tiempo. Es importante seguir las indicaciones del oftalmólogo en cuanto al cuidado postoperatorio, incluyendo el uso de medicamentos y la asistencia a las citas de seguimiento, para garantizar una recuperación adecuada y prevenir posibles complicaciones.‍

Prevención y cuidado de la salud ocular

Aunque no hay una forma segura de prevenir completamente las miodesopsias, mantener una buena salud ocular puede reducir el riesgo de desarrollarlas. Algunas recomendaciones incluyen:

  • Realizar exámenes oculares regulares: Consulte a su oftalmólogo para realizarse controlesoculares regulares y asegurarse de que su salud ocular esté en óptimas condiciones.
  • Proteger sus ojos: Use gafas de sol conprotección UV para proteger sus ojos de los dañinos rayos ultravioleta y evitelesiones oculares utilizando gafas protectoras durante actividades de altoriesgo.
  • Mantener una dieta equilibrada: Consumaalimentos ricos en vitaminas y antioxidantes, como frutas, verduras, pescado yfrutos secos, para mantener la salud de sus ojos.
  • Controlar enfermedades sistémicas: Si padece diabetes, hipertensión u otras enfermedades que puedan afectar la salud ocular, asegúrese de seguir el tratamiento y las recomendaciones de su médico para controlar estas afecciones.

‍Las miodesopsias, o «moscas volantes», son un fenómeno común que afecta a muchas personas a lo largo de su vida. Aunque generalmente no representan un riesgo para la salud ocular, es importante estar alerta a los cambios repentinos en la cantidad o el tipo de miodesopsias, ya que pueden ser un indicador de un problema más serio. Como siempre recomendamos, la mejor opción es siempre la prevención. Para ello es imprescindible hacerse controles oftalmológicos de manera regular, al menos una vez al año para confirmar que su salud ocular esté en las mejores condiciones posibles. En Clínica Castanera contamos con el equipamiento y el personal más formado para llevar a cabo un diagnóstico certero y ofrecerle el mejor tratamiento posible. No en vano seguimos siendo un centro referente en Barcelona.