Ojo seco: ¿Qué es y qué tratamiento hay?

El ojo seco es una afección ocular muy común que afecta a millones de personas en todo el mundo. Esta condición se produce cuando las lágrimas no son suficientes para mantener los ojos lubricados y saludables, lo que puede causar una serie de síntomas incómodos y aumentar el riesgo de infecciones oculares y otros problemas de salud ocular.

Causas del ojo seco

El ojo seco puede ser causado por una variedad de factores. A continuación, se describen con más detalle algunas de las causas más comunes del ojo seco.

  • Edad: A medida que envejecemos, nuestras glándulas lagrimales pueden producir menos lágrimas, lo que puede llevar al ojo seco. De hecho, se estima que hasta el 75% de las personas mayores de 65 años experimentan algún grado de ojo seco.
  • Medicamentos: Algunos medicamentos, como los antihistamínicos, los antidepresivos y los medicamentos para la presión arterial, pueden reducir la producción de lágrimas y causar ojo seco. Si estás tomando algún medicamento y experimentas síntomas de ojo seco, es importante que consultes con tu médico para determinar si el medicamento es la causa subyacente de tus síntomas.
  • Enfermedades autoinmunitarias: Las enfermedades autoinmunitarias, como el síndrome de Sjögren y el lupus, pueden dañar las glándulas lagrimales y reducir la producción de lágrimas. Si tienes una enfermedad autoinmunitaria y experimentas síntomas de ojo seco, es importante que consultes con tu médico para determinar la mejor manera de tratar tus síntomas.
  • Lesiones o infección: Algunas personas simplemente pueden tener problemas de producción de lágrimas debido a una lesión en la glándula lagrimal o una infección.
  • Factores ambientales: Los factores ambientales, como el aire seco, el viento y el humo, pueden irritar los ojos y reducir la producción de lágrimas. Si trabajas en un ambiente seco o con aire acondicionado, es importante que tomes medidas para mantener tus ojos lubricados y saludables. El uso de lágrima artificial y recordar parpadear de manera continua puede ayudar en gran medida, sobre todo si trabajamos delante de una pantalla, ya que tendemos a fijar más la mirada y no hacer descansos.

Síntomas del ojo seco

Los síntomas del ojo seco pueden variar de leves a graves y pueden incluir:

  • Picazón y ardor
  • Sensación de cuerpo extraño
  • Enrojecimiento
  • Sensibilidad a la luz
  • Visión borrosa
  • Fatiga ocular
  • Dificultad para usar lentes de contacto

Es importante tener en cuenta que los síntomas del ojo seco pueden ser similares a los síntomas de otras afecciones oculares, como la conjuntivitis. Si experimentas síntomas de ojo seco, es importante acudir al oftalmólogo que será quien determinará el origen del problema y podrá ofrecerte el tratamiento más adecuado.

En Clínica Oftalmológica Castanera disponemos de los mejores oftalmólogos y la tecnología más avanzada para ofrecerte el mejor de los diagnósticos. Esto nos permite estar a la cabeza y seguir siendo considerada uno de los centros oftalmológicos de referencia no solo de Barcelona sino de toda España.

Tratamiento del ojo seco

El tratamiento del ojo seco depende dela causa y la gravedad de la afección. Algunos tratamientos comunes para el ojo seco incluyen:

  • Lágrimas artificiales: Las lágrimas artificiales son gotas que tienen una composición similar a la de la lágrima natural y nos ayudan a lubricar los ojos y reducirlos síntomas del ojo seco. Estas gotas se pueden comprar sin receta médica en la mayoría de las farmacias.
  • Medicamentos: Algunos medicamentos, como los antiinflamatorios no esteroideos, pueden ayudara reducir la inflamación y mejorar la producción de lágrimas. Evidentemente, este tipo de tratamiento se ha de realizar siempre bajo prescripción y supervisión de un médico.
  • Tapones lagrimales: Los tapones lagrimales son pequeños dispositivos que se insertan en los conductos lagrimales para desbloquear el drenaje de las lágrimas y mantener los ojos lubricados. Estos dispositivos pueden ser temporales o permanentes, dependiendo de la gravedad de tu afección.
  • Endoret: Consiste en aplicar el plasma de la sangre del propio paciente en forma de gotas. Para ello se debe realizar una pequeña extracción de sangre. Posteriormente, mediante un proceso de centrifugado, se separa el plasma de los glóbulos rojos. Este plasma se envasa en unidades monodosis que el paciente se irá aplicando de manera diaria. Se ha demostrado que este plasma es rico en lo que se denominan factores de crecimiento PRGF, que tienen una gran capacidad regeneradora y ayudarán a mejorar la calidad de la lágrima de manera considerable.
  • Termoterapia: Muchas veces el problema está ocasionado porque nuestra lágrima no contiene la porción oleosa que la caracteriza. Esto hace que tan solo permanezca la parte acuosa y, por tanto, se evapore con mucha facilidad. Las encargadas de secretar la parte oleosa son unas glándulas que tenemos en los párpados (glándulas de Meibomio) que pueden obstruirse. Una manera de liberar la obstrucción es mediante la aplicación de calor directo y, posteriormente, realizar una suave presión que libere los canales de drenaje.
  • Luz pulsada IPL: Se trata del tratamiento más novedoso y efectivo del que contamos en nuestro centro. Consiste en la aplicación de un tipo de luz que estimula la secreción de las glándulas de Meibomio, lo cual mejora la calidad de la lágrima. Puede requerir más de una sesión (entre 2 y 3) aunque notaremos la mejora desde el primer día. Este tratamiento puede realizarse solo o de manera combinada con la termoterapia.

Prevención del ojo seco

Aunque no siempre es posible prevenir el ojo seco, existen algunas medidas que puedes tomar para reducir el riesgo de desarrollar esta afección. Algunas de estas medidas incluyen:

  • Parpadear con frecuencia: Parpadear con frecuencia puede ayudar a lubricar los ojos y reducir la evaporación de las lágrimas. Si trabajas delante del ordenador o pasas mucho tiempo leyendo, es importante que tomes descansos regulares para parpadear y descansar tus ojos.
  • Cuidado con las pantallas: Ajustar correctamente la configuración del brillo y el contraste de nuestros dispositivos puede ayudar enormemente a reducir la fatiga ocular.
  • Mantener una buena higiene ocular: Mantener una buena higiene ocular puede ayudar a prevenir infecciones oculares y reducir el riesgo de ojo seco. Usa toallitas de limpieza palpebral, lávate las manos con frecuencia y sobre todo evita tocarte los ojos con las manos sucias.
  • Evitar factores ambientales irritantes: Evitar factores ambientales irritantes, como el aire seco y el humo, puede ayudar a prevenir el ojo seco. Si trabajas en un ambiente seco o con aire acondicionado, es importante que tomes medidas para mantener tus ojos lubricados y saludables, como usar humidificadores o lágrimas artificiales.

En conclusión, el ojo seco es una afección ocular común que puede causar una serie de síntomas incómodos y aumentar el riesgo de infecciones oculares y otros problemas de salud ocular. Si experimentas síntomas de ojo seco, es importante buscar atención médica para determinar la causa que lo provoca y recibir el tratamiento adecuado. Si tienes cualquier duda en Clínica Castanera estaremos encantados de ayudarte.