Prevenir y tratar el glaucoma mediante el láser SLT

Estar a la cabeza de las últimas tecnologías es siempre un factor determinante para poder dar el mejor tratamiento a nuestros pacientes. Recientemente, hemos incorporado a nuestra consulta el láser Easyret para el tratamiento del glaucoma.

El principal problema asociado al glaucoma es la hipertensión ocular. Este hecho puede tener como consecuencia un descenso muy acusado de nuestra visión, que ya será muy difícil de recuperar, o incluso en la pérdida total de la visión. Por estas razones, lo más importante en un paciente diagnosticado de glaucoma es recibir tratamiento lo antes posible.

Hasta ahora las alternativas eran básicamente dos: la aplicación de colirios (gotas) o el tratamiento quirúrgico. Ahora, con el nuevo láser SLT, podemos realizar un tratamiento denominado Trabeculoplastia Láser Selectiva (SLT en sus siglas en inglés).

Básicamente, se trata de realizar una serie de disparos sobre la malla de filtrado (trabéculo) que se encarga de regular la presión de nuestro ojo. La acción del láser actúa sobre el tejido trabecular provocando una reacción inflamatoria —no destructiva— remodelando el tejido. El resultado es una mejora notable en la circulación del humor acuoso —líquido que circula en el interior del ojo—, y que tiene como consecuencia una bajada notable de la presión intraocular

La ventaja de este tratamiento es que se puede realizar en consulta -no necesita ingreso hospitalario-, es totalmente indoloro y no dura más de 10 minutos por ojo. Gracias a este tratamiento conseguimos reducir un 30% la presión intraocular desde prácticamente el primer momento. De ser necesario, el tratamiento puede repetirse pasados unos meses para asegurar su eficacia.

El grado de satisfacción de los pacientes es muy elevado, ya que apenas presenta complicaciones ni efectos secundarios y son capaces de realizar su vida normal desde el primer minuto.