Técnicas para eliminar la presbicia

Llega un momento en que de repente, a partir de los 45 y los 50 años, empezamos a ver todo más borroso, sobre todo los objetos cercanos. El simple hecho de leer un libro, mirar el móvil o trabajar con el ordenador se vuelve cada vez un tarea más difícil y tediosa. 

¿Por qué nuestra dejamos de poder enfocar y todo se vuelve borroso?

A esta pérdida de capacidad de enfoque es a lo que se denomina presbicia o vista cansada. Podríamos extendernos muchísimo en la explicación de este fenómeno, pero vamos a intentar resumirlo al máximo y explicarlo de manera sencilla: 

Nuestro ojo dispone de dos lentes para poder enfocar los objetos a diferentes distancias: la córnea, que es una lente fija, y el cristalino, que tiene la capacidad de modificar su forma gracias al movimiento de contracción y relajación de un músculo al que va unido. Al modificar la forma, lo que está haciendo es modificar también su potencia, y esta variación de potencia es lo que provoca que seamos capaces de enfocar a cualquier distancia: de cerca, a media distancia y de lejos. 

En el momento en que aparece la presbicia lo que se produce es una pérdida de la movilidad del músculo ciliar, que es el que va unido al cristalino y que modifica su forma estirándolo o contrayéndolo. Esto provoca que dejemos de poder enfocar a todas las distancias. De hecho lo que perdemos, de forma total o parcial, es la capacidad de enfocar los objetos cercanos. Por eso una persona con presbicia tiende a alejarse cada vez más el móvil o el periódico.

¿Qué soluciones existen a la presbicia o vista cansada?

Existen diferentes tratamientos para solucionar la presbicia que permiten volver a recuperar nuestra capacidad de enfoque. Veamos cuáles son:

  • Gafas: La manera tradicional de corregir la presbicia o vista cansada ha sido mediante unas gafas con cristales bifocales (capaces de enfocar a dos distancias) o progresivos (capaces de enfocar a cualquier distancia). 
  • Lentes de contacto: Al igual que con las gafas podemos solucionar la presbicia mediante el uso de lentillas. Existen dos opciones: podemos colocar una lentilla para enfocar de cerca en un ojo y otra para enfocar de lejos en el otro. O bien, podemos optar por colocar dos lentillas multifocales -capaces de enfocar a cualquier distancia- en ambos ojos.
  • Láser: Una tercera posibilidad es la de corregir la presbicia mediante láser de Excímer. La técnica consiste en utilizar el mismo láser con el que corregimos la miopía o la hipermetropía modificando la curvatura de la córnea. Pero en este caso lo que se hace es remodelar la córnea tallando diferentes círculos concéntricos- con diferentes potencias- que nos permitirán enfocar a todas las distancias. Esta técnica ha ido cayendo en desuso en los últimos tiempos porque ha sido desplazada de forma paulatina por la cirugía mediante lente intraocular, entre otras razones porque esta última es mucho más efectiva.
  • Cirugía: Consiste en sustituir el cristalino por un cristalino artificial (lente intraocular) con las mismas capacidades de enfoque múltiple que poseía el cristalino natural sano.

Principales ventajas y desventajas de los distintos tratamientos

Usar lentes de contacto o gafas puede ser una buena solución para mucha gente que les permitirá realizar sus tareas cotidianas con normalidad y comodidad. Pero para muchas otras personas, ponerse unas gafas o unas lentillas puede resultar algo incómodo y farragoso. Sobre todo las lentes de contacto que requieren un mantenimiento diario de cuidado y limpieza. Además, son muy delicadas de poner y quitar y si no se hace bien puede provocar enrojecimiento del ojo incluso lesiones en la córnea. 

También, tanto las gafas como las lentillas, generan una gran dependencia. Esto provoca que el día que se nos olvidan o se nos estropean dejamos de poder ver con claridad. Por no hablar del gasto continuo que hay que hacer renovándolas a medida que nuestra graduación va aumentando.

La cirugía, en cambio, cuenta con dos grandes ventajas: no genera dependencia y es de carácter permanente. Es decir, una persona que decide operarse de presbicia dejará de necesitar de ningún elemento extra para poder enfocar con claridad y la corrección será de por vida. 

Y es más, aún existe una ventaja extra: y es que la persona operada de vista cansada será imposible que pueda padecer cataratas en un futuro. Esto se debe a que con la cirugía de la presbicia se elimina el material cristaliniano, que es el que va endureciéndose con el tiempo provocando la aparición de las cataratas.

¿En qué consiste la cirugía de la presbicia?

Aunque la cirugía es, en la mayoría de los casos la mejor opción, tampoco queremos dejar de recalcar que para mucha gente esta solución puede presentar un hándicap realmente importante, que es el hecho de tener que pasar por un quirófano. Esto es así y no podemos negarlo, pero también es cierto que se trata de una cirugía muy sencilla y segura. 

La intervención para eliminar para siempre la presbicia, consiste en aspirar de manera muy precisa y controlada el material cristaliniano mediante una sonda especial. Como este material presenta una forma bastante gelatinosa la aspiración se realiza de manera muy rápida. No se tarda més de 5 o 10 minutos por ojo. El nivel de control y de seguridad es máximo y apenas existen riesgos ni efectos adversos.

Tras la intervención, al ser de carácter  ambulatorio, el paciente puede regresar a casa por su propio pie. El único impedimento que tendrá será el de no poder conducir, no tanto por la cirugía en sí, sino porque al haber recibido una ligera sedación no se debe manejar ningún tipo de vehículo como mínimo hasta el día siguiente.

Lente Intraocular: la solución más avanzada con la mejor tecnología

Actualmente se están fabricando unas lentes intraoculares realmente espectaculares. Han mejorado muchísimo tanto su diseño como su capacidad de enfoque. Hemos de tener en cuenta que las primeras lentes intraoculares que aparecieron en el mercado tan solo permitían enfocar a una distancia. Posteriormente, aparecieron las lentes intraoculares bifocales capaces de enfocar de cerca y de lejos. Y hasta hace unos pocos años estas eran las únicas opciones y, realmente, eran soluciones no del todo satisfactorias porque obligaban al paciente a elegir entre tener una visión óptima tan solo de lejos o de cerca. Para cubrir la distancia excluida era necesario seguir usando algún tipo de gafas o lentillas para realizar ciertas tareas como leer o conducir.

Más adelante aparecieron las primeras lentes intraoculares multifocales, capaces de enfocar a cualquier distancia, incluso en la intermedia. El problema principal que presentaban este tipo de lentes, a parte de que no eran tan precisas como las actuales, era la aparición de halos nocturnos. Hay que tener en cuenta que para dotar a las lentes de diferentes enfoques para cada distancia, se moldeaban con una serie de círculos concéntricos (del mismo modo que se hace sobre la córnea en la intervención mediante láser), cada uno con una potencia diferente, para poder disponer de todas las necesidades de enfoque. La transición entre círculo y círculo hacía que aparecieran estos reflejos que eran visibles sobre todo por la noche.

Hoy en día se han mejorado enormemente las capacidades y el diseño de estas lentes intraoculares multifocales. La tecnología con la que se fabrican es tan precisa que prácticamente han desaparecido los halos nocturnos y el nivel de confort y de satisfacción de los pacientes que se someten a la intervención es altísimo. Permiten enfocar sin problemas a cualquier distancia con mucha nitidez y claridad.

Pioneros en Presbicia

En Clínica Oftalmológica Castanera podemos afirmar con orgullo que somos uno de los centros más avanzados en la realización de la cirugía de la presbicia. El doctor Fernando Castanera fue miembro fundador del grupo Prelex, primer grupo de cirujanos que ya en 1997 empezó a tratar la vista cansada quirúrgicamente. Desde entonces tanto él como su sucesor, el doctor Diego Castanera, así como el resto de miembros del equipo médico, se han especializado en este tipo de cirugías, siendo una de las más demandadas, y a la vez más exitosas, de las que llevamos a cabo en nuestra clínica.

Clínica Castanera es garantía de calidad y de satisfacción. Si estás pensado deshacerte para siempre de tus gafas o lentillas ponemos a tu disposición la tecnología más avanzada y los mejores especialistas. Te esperamos!